reparacion de plantas de emergencia electricas planillas

Normativa

Entre los servicios que realizamos, podemos encontrar los que se detallan a continuación: Lámparas y enchufes, boletines de baja tensión, certificados de instalación, dictámenes eléctricos, apagones, instalaciones eléctricas, averías eléctricas, proyectos de iluminación, reformas de electricidad, etc. Recuerdo mi incredulidad cuando supe que había decidido crear la Escuela Latinoamericana de Medicina, para becar a miles de jóvenes pobres latinoamericanos y estadounidenses. Porque gracias a él, en Cuba no existe la miseria que existe en América Latina, pero también en Estados Unidos, y muchos lugares de Europa, incluida la bella Paris. Y trabajar para el futuro de la infancia, que es también actuar para sus padres y las generaciones por venir, es la obra humana más noble y grandiosa. Nadie sabe qué hacer con estos artefactos” vivos en un mundo posterior a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Pero es que éstos, sentados en buena mesa, no saben, no les conviene saber, que miles de millones de humanos en el mundo necesitan Fideles”. El presidente de Ecuador, Rafael Correa , afirmó que ya es hora de que devuelvan el territorio que ocupa la Base Naval de Guantánamo a sus legítimos dueños, el pueblo cubano, luego de un siglo de ocupación. A otros - más de la mitad-, Estados Unidos les aprobó que sean devueltos a sus países de origen, a otros.



Durante su rendición de cuentas sabatina a la ciudadanía, esta vez desde el municipio Mocache, en la provincia de Los Ríos, Correa destacó que 97 presos en la Base estadounidense de Guantánamo están en huelga de hambre en reclamo del debido proceso. A quienes dicen que en Cuba se violan los derechos humanos decimos que eso sucede en la Base de Estados Unidos en Guantánamo, afirmó el mandatario ecuatoriano. El guardia de la torre le apuntó con su rifle y los hermanos en el patio empezaron a gritar.

Más de cien presos se unieron a la acción por la desesperación que les causa su detención indefinida desde hace una década, además de las profanaciones al Corán realizadas por los guardias de la cárcel. Todos cuentan los días, semanas, meses y años perdidos que pasan sin solución, independientemente de su estado. Al-Hela -detenido sin cargos ni juicio durante casi una década y señalado, absuelto y acusado otra vez de ser agente de Al-Qaeda-, no ha comido nada desde el 6 de febrero. Al-Hela, que camina con la ayuda de un bastón de aluminio, perdió más de 30 libras de peso en las últimas diez semanas.

Es delgado y débil, como las decenas de otros detenidos en Guantánamo que participan en una huelga de hambre que cumple ya tres meses. Esta no es la primera vez que los presos se niegan a comer para protestar por las condiciones en Guantánamo, pero sí es la más larga y generalizada, de acuerdo con abogados de derechos humanos como Remes, que dieron la voz de alarma sobre el visible y progresivo deterioro mental y físico de sus clientes.

A principios de marzo, cuando los periodistas comenzaron a preguntar sobre la denuncia de la huelga de hambre de unos 130 (de 166) prisioneros en Guantánamo, los funcionarios del Departamento de Defensa de los Estados Unidos cuestionaron las afirmaciones. Sea como sea, los dueños no se han puesto en contacto con ellas para reclamarles que se marchen.

No hay una huelga de hambre masiva entre los detenidos en Guantánamo”, dijo a Truthout el teniente coronel Todd Breasseale, portavoz del Pentágono, el 4 de marzo. Y los presos de Guantánamo protestan pacíficamente” de vez en cuando por cuestiones que van desde la disponibilidad de determinadas marcas de cereales para el desayuno, hasta la observancia de las reglas del campo”, agregó. El personal de la Marina que patrulló previamente los pabellones del campo fue sustituido por soldados que regresan de sus turnos de servicio en Irak y Afganistán.

Los presos se quejaron amargamente con sus abogados de que los guardias a menudo los atormentan” y los provocan”. El 2 de enero de 2012, la tensión se incrementó por un tiroteo sin precedentes en el campo de fútbol -que costó 744 mil dólares y que fue construido por la Fuerza de Tarea Conjunta de Guantánamo para los presos que residen en las cámaras comunes conocidas como Campo 6.

El portavoz de la cárcel de Guantánamo, el capitán Robert Durand, dijo a Truthout que el incidente se produjo después de que un detenido intentó escalar las rejas del patio de recreo al aire libre, mientras un pequeño grupo de detenidos lanzó piedras a la torre de guardia”. Es necesaria una vigilancia de 24 horas para garantizar la seguridad y el orden”, agrega el documento.

El 5 de marzo, dos días antes de la conversación entre Remes y Uthman, otro preso, Yasein Ismael, le dijo al abogado que los prisioneros fueron sorprendidos cuando un guardia en una torre apuntó con un arma y le disparó al grupo”. Incapaz de mantener el equilibrio, Ismael tuvo que beber agua azucarada para permanecer alerta, señaló el abogado. Hablé con el Auditor Militar del Estado Mayor de Guantánamo, con gente de la sala de sicología e investigadores, y les dije que pensé que mi vida estaba en peligro”, dijo Ismael después del tiroteo. Los prisioneros respondieron al incidente con una huelga de hambre que duró alrededor de cinco días.

El ex sargento de personal Joseph Hickman, que trabajó en Guantánamo como guardia entre 2006 y 2007, dijo a Truthout que el guardia que disparó debió firmar una declaración jurada sobre el incidente y después del informe de la acción” debe ser solicitado por su mando. Es menos que los últimos tres meses de 2012 pero más que cualquiera de los anteriores del año pasado.

La política especifica el protocolo que los guardias deben seguir cuando la fuerza es necesaria para proteger controlar a los detenidos… si el tiempo y las circunstancias lo permiten”. Se incluye, por ejemplo: utilizar la menor cantidad de fuerza posible para detener la fuga; hacer uso del fuego pensando en la seguridad de personas inocentes; un arma no se desenfunda a menos que vaya a utilizarse; y reportar el uso de la fuerza a su cadena de mando.

Uthman dijo que los presos protestaron cubriendo las cámaras de vigilancia en sus celdas de manera que los guardias no vieron sus movimientos. Ese año, el comandante almirante Harry Harris ordenó a los guardias examinar dentro de los libros sagrados tras el hallazgo de varios presos inconscientes en sus celdas, resultado de lo que las autoridades dijeron que eran intentos de suicidio por ingestión de dosis casi letales de medicamentos. Los investigadores concluyeron que acumuló suficientes medicamentos con receta para tomar una dosis letal. Un oficial pidió un intérprete cristiano para buscar en los ejemplares del Corán”, dijo Remes.

La muerte de Adnan Farhan Abdul Latif, un preso yemení también representado por Remes identificado como un huelguista de hambre habitual, es, en parte, lo que llevó al coronel John Bogdan, comandante del Grupo Conjunto de Detención de Guantánamo, a pedir el registro de ejemplares del Corán nuevamente. Ismael señaló: Pensamos que buscaban una reacción violenta para tener excusa para hacernos daño”.

Los presos en otro bloque de la cárcel trataron de romper la cámaras en las celdas y en otros lugares, pero los aparatos eran demasiado fuertes”, dijo Uthman. Lo que siguió fue una visita de un equipo de guardias vestidos con uniformes antidisturbios, que llegaron en camionetas Hummer. Hickman, ex guardia de Guantánamo, precisa que Ismael se refiere a la Fuerza de Reacción Rápida (QRF), un equipo de 10 hombres que manejan incidentes importantes. Como sargento en Guantánamo, Hickman estuvo a cargo de los equipos QRF para todos los campos. Al-Hela, el cliente yemení de Remes, dijo que durante años no existieron incidentes en la prisión relacionados con el Corán.